VirtualBox: Virtualización de sistemas operativos.

Hoy en día existen dos grandes alternativas principales a la hora de escoger el sistema operativo que queramos usar: Windows o Linux. Hace tiempo, elegir con cual nos queríamos casar, era algo que nos podía condicionar a utilizar un software concreto, a renunciar a una funcionalidad, o a sufrir una limitación determinada por no existir una alternativa a algo que necesitábamos del otro sistema. La pregunta es… ¿podemos disfrutar de lo mejor de los dos mundos en un solo ordenador? La respuesta: sí.

Imaginemos este escenario: nos gusta mucho el entorno Linux por su fiabilidad, estabilidad y por las soluciones de software libre y gratuito que ofrece. Ahora bien, no podemos prescindir de la suite Office de Microsoft por alguna razón concreta (gestión de hojas de cálculo excel, funciones concretas de word…) o trabajamos con un software cuyo desarrollo solo existe para Windows ¿Tenemos que renunciar a Linux por es? No. Podemos utilizar VirtualBox de la empresa Oracle para tener una instalación de Windows dentro de nuestro Linux.

Los requisitos son pocos. Tener instalado VirtualBox y tener una copia del sistema operativo que queramos instalar (ya sea en cd, en dvd o en un archivo de imagen de disco). El software es muy “user friendly” y con sus sencillos asistentes podremos crear todos los “ordenadores virtuales” que queramos dentro de nuestro ordenador. ¿Todos? Bueno, los que nos limite la capacidad de nuestra máquina.

A partir de aquí las posibilidades son infinitas. Podemos tener una máquina virtual con windows, otra con otro linux diferente al nuestro para realizar pruebas, una con Chrome OS, etc…

Además VirtualBox se encuentra disponible en sus versiones para Windows y para OSX con lo que podremos tener nuestro linux virtual dentro de cualquiera de los otros sistemas (o tener instalado Windows dentro de un Mac).

¿Aplicaciones educativas? Yo creo que con una buena planificación se puede explotar esta aplicación de maneras muy interesantes. Pongamos un ejemplo:

  • Se realiza una planificación donde se definen los programas Linux que se trabajarán durante un curso.
  • El docente crea una máquina virtual con todo el software (también puede añadir materiales multimedia).
  • Se entrega a cada alumno un pendrive con la imagen de la máquina virtual (son los archivos que la componen)
  • El alumno puede utilizar su copia personal del sistema operativo con todo el software preinstalado tanto en los ordenadores de la escuela como en casa (instalando VirtualBox). Es decir el alumno trabaja esté donde esté con un mismo ordenador.

VirtualBox es una aplicación gratuita que puede descargarse desde esta página web.