Comunidades de Aprendizaje

Era en el 1978 cuando en un barrio obrero de Barcelona, La Verneda Sant Martí, surgió la primera Comunidad de Aprendizaje, desde entonces se han ido abriendo en Andalucía, Aragón, Cataluña, Castilla La Mancha, Castilla León, Euskadi, Extremadura, Murcia, Madrid, La Rioja, etc (a través de este link podéis consultar el listado entero de Comunidades de Aprendizaje).

Ya desde los inicios CREA (Centro de investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades de la Universidad de Barcelona) ha estado vinculado aportando una base científica y teórica con el objetivo de garantizar el éxito educativo para tod@s l@s niñ@s en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria y con el máximo rigor. Gracias al asesoramiento universitario, destacando el aval de Doctoras por la Universidad de Harvard y  Wisconsin, el proyecto de Comunidades de Aprendizaje ha ganado mucha credibilidad demostrando que es posible transformar una escuela  sin recursos económicos, con altas tasas de descolarización, immigración, etc. cumpliendo todos los criterios de la comunidad científica internacional.

En el siguiente vídeo se puede ver el testimonio de Ania Ballesteros, estudiante de 10 años explicando cómo funcionan los grupos interactivos. Dicho testimonio formó parte de la Conferencia Final INCLUD-ED que tuvo lugar el pasado diciembre en el Parlamento Europeo.  INCLUD-ED es un proyecto de investigación educativa de mayor rango y recursos realizado en Europa (3,5 millones de euros),  través de éste link podéis consultar el post que ya publicamos para explicar dicha investigación.

 

Fases para convertir una escuela convencional en una Comunidad de Aprendizaje:

  • Sensibilización: En la fase de sensibilización es imprescindible que todo el claustro participe como también  los miembros de la comunidad educativa (familiares u otros profesionales). Dicha fase tiene una durada de 30 horas .
  • Toma de decisión: En esta fase se decide si el centro educativo en cuestión se va a transformar en una Comunidad de Aprendizaje. Para ello es básico que el claustro, el equipo directivo, el consejo escolar, los familiares, entidades del barrio, agentes sociales, etc. esten todos de acuerdo.
  • El sueño: Seguramente una de las fases más bonitas y emotivas del proceso de convertir una escuela o instituto en una Comunidad de Aprendizaje. En la fase del sueño se realizan reuniones en grupos interdisciplinarios (familiares, profesorado, alumnado, personal no docente, asociaciones, entidades) con un objetivo común: soñar aquella escuela ideal bajo el lema “que el aprendizaje que queremos para nuestros hijos e hijas esté al alcance de todas las niñas y niños”. De ese modo toda la comunidad educativa reflexiona, piensa y acuerda qué modelo de escuela quiere. Este proceso debe durar unos tres meses. A través de los siguientes links se puede acceder a los sueños de la CEP San AntonioCEP Ruperto Medina o CEP de Lekeitio.
  • Selección de prioridades: Una vez analizadas todas las demandas de la fase del sueño llega la hora de priorizar partiendo del conocimiento de la realidad y los medios con los que se cuenta en el presente. Un ejemplo de prioridades que se realizan a menudo pueden ser la biblioteca tutorizada, los grupos interactivos, la formación de familiares, el contrato de aprendizaje, la apertura del centro más horas y días, o la prevención comunitaria de conflictos.
  • Planificación: Seleccionadas las prioridades se forman comisiones en una asamblea con toda la comunidad educativa. De esa manera se acuerdan las decisiones sobre la planificación y se forman las diferentes comisiones de trabajo.

Desde iDidactic os animamos a visitar la página web de Comunidades de Aprendizaje. Destacamos los siguientes apartados: